sábado, 11 de abril de 2009

Asunto: Rocksarigasino

Cielo Razzo es una banda de rock nacida allá por al año 1993 en Rosario. Pablo Pino en voz, Diego Almirón (Pájaro) en guitarra, Fernando Aime (Nano) en segunda guitarra y coros, Cristian Narváez (Narvi) en bajo, Javier Robledo en batería y Marcelo Vizarri como invitado en teclados son la formación permanente de esta banda que ha crecido en los últimos años. Debido a un cronograma de presentaciones agitadas por el país, el guitarrista Nano se hizo un lugar para La Octava y accedió a responder nuestras inquietudes vía mail.

¿Cómo ven a Cielo Razzo en la escena del rock nacional?
- Para valorar mejor tendríamos que hacerlo desde afuera, pero como somos de
adentro quizás no pueda darte un panorama preciso. Nosotros sentimos que
estamos muy bien.

¿Cómo es la relación entre los integrantes del grupo?
- La relación es muy buena (creo que eso fue fundamental para llegar a
donde estamos), pero siempre hay diferencias musicales y diferentes
conceptos artísticos en un grupo de cinco cabezas.

¿Qué situaciones los incentivan en sus composiciones?
- No soy precisamente el que más compone, pero nuestras canciones van desde
aspectos sociales, hasta ecologistas, pasando por metáforas surrealistas y
construcciones artísticas explícitas.

¿Cuál es la razón para editar sus discos de manera independiente?
- Por ahora ninguna compañía nos ha ofrecido algo verdaderamente conveniente y ecuánime, pero no tenemos nada contra estas. Ante una propuesta que tienda a facilitar el camino artístico no tendríamos ningún inconveniente en volver a firmar con alguna.

¿Cómo fue la experiencia de haber escrito el libro “Cuentos de Rock y otras músicas menores”?
- Había escrito muchas cosas, pero nunca había editado nada. La experiencia fue
muy gratificante sobre todo por no tener que discutir decisiones de
ninguna índole con nadie (comenta como broma). Pasé momentos de verdadera felicidad escribiendo este libro.

¿Qué se viene para Cielo Razzo en este 2009?
- Sólo Dios sabe. Seguramente nos pondremos a trabajar de a poquito en un
nuevo disco. Pero tranqui, sin apuros, para ver a dónde nos lleva la
música.


Silvana Casali.